Cerrar
Créditos

COMUNICACIÓN PLENA & huella gráfica

.
Las he visitado porque forman parte de mi vida, entre miles de lápidas funerarias no he tenido jamás la sensación de visitar a un muerto.Cees Nooteboom «Tumbas de poetas y pensadores»
Las piezas de las colecciones funerarias están provistas de un acervo sensorial, capaz de comunicar múltiples mensajes y emociones mediante la presencia de imágenes, fotografías, pinturas, iconografía religiosa, relieves, inscripciones, texturas, epitafios, documentos, cartas, fechas, grabados, coronas y muchos más.

Visitamos a nuestros muertos porque aún dicen algo, resuenan en nuestra memoria sus palabras y hechos y lo que significaron para nuestras vidas. Queremos que sepan que estamos allí, activando y haciendo que su memoria permanezca viva.

En el Cementerio San Pedro son preponderantes las inscripciones en lápidas sobre mármol, generosas en epitafios, grabados, fotografías, tipografías y de manera particular las rúbricas de los difuntos. Mientras que en San Nicolás la piedra o lápida ha sido reemplazada por la placa de bronce rectangular a la que se le ha añadido grabados en relieve y posteriormente fotografía con textos afectuosos de la familia y sobre todo elogiosos de los amigos.

Nuevas formas de comunicación conquistan las tumbas de los dos cementerios museos, aumentando un diálogo que es íntimo y a su vez público.