Diseño de una exposición

Visita a la Fototeca de la Ciudad de San Nicolás
El ejercicio fue el siguiente: La Fundación Erigaie plantea unos criterios de valoración para cementerios, nosotros (PorEstosDías) los hacemos útiles jugando a ser los segundos espectadores de dos grandes cementerios museos: Cementerio Museo San Pedro (Colombia) y Museo Cementerio Municipal San Nicolás de Los Arroyos (Argentina). El reto: Hacer la grafía de una exposición a la cual nos gustaría visitar.

El procedimiento fue riguroso, pero muy fluido. La forma del diseño de cada módulo tomaba por los menos de dos a tres días. Al principio muchos apuntes sobre papel, ideas sueltas y largas conversaciones, luego varias horas buscando esa imagen que sabíamos que estaba en alguna de las carpetas de nuestros computadores y que habíamos tomado entre todos ya sea en Medellín o en San Nicolás de los Arroyos. Después de encontrar esa imagen o en el caso que más disfrutábamos: hacer una ilustración, la ubicábamos dentro de los grandes formatos diseñados por el equipo de diseño industrial: Interfaz. Los textos también estaban en proceso: títulos, correspondencia de colores, flechas, puntos, etc.; hasta que cada criterio desarrollaba su propia personalidad. Sabíamos que estas piezas gráficas eran las piezas originarias del plegable y del sitio web, que con lenguajes distintos al final dirían lo mismo.

Se puede exponer cualquier cosa, lo difícil es tratar de darle orden a eso que creemos que otros deben conocer. Hacer una exposición definitivamente debe ser un trabajo en equipo y requiere el tiempo suficiente para que las ideas maduren y vayan encontrando su propio lugar, por eso no puede pensarse la investigación separada del diseño, pues esto último es la manera en la que todo el esfuerzo anterior toma la adecuada forma para comunicarlo a otros. Nada se gana teniendo una buena idea sin saber cómo explicarla.

Agregue un comentario

Su correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

*